Desokupa
Seguro antiokupas, ¿qué me cubre?

Las ocupaciones ilegales son una realidad cada vez más frecuente en España, que amenaza la vida y estabilidad de diferentes familias, manteniendo vivo el temor por ser víctimas de esta situación. Para ello, contar con un seguro antiokupas es una excelente alternativa que te permitirá sentirte protegido, por lo que, el día de hoy te contaremos todo lo que debes saber al respecto.

¿En qué consiste un seguro antiokupas?

Un seguro antiokupas, también denominado como seguro de hogar para viviendas desocupadas, se encuentra dirigido a todas aquellas propiedades que, normalmente, se encuentren deshabitadas, con mayor riesgo de ser ocupadas ilegalmente. Aunque, también pueden ser dirigidos a hogares tradicionales.

Este tipo de seguro se ve determinado en una serie de coberturas encargadas de cubrir los daños a la vivienda que deriven de actividades ilegales como las que ejercen los movimientos de okupas.

¿Cuáles son las coberturas de un seguro de protección de viviendas?

Un seguro para el desalojo exprés de okupas, contempla una serie de coberturas básicas que te permitirán proteger tu vivienda de este tipo de acciones. Algunas de las coberturas que debes pensar en incluir si vas a contratar una póliza de este tipo son las siguientes:

Asistencia y defensa jurídica

La cobertura de asistencia y defensa jurídica cubre todos los gastos relacionados con procesos legales. Esto incluye los servicios y honorarios de un abogado, el inicio de una reclamación e, incluso, gastos relacionados con el peritaje y todo lo que pueda surgir en el proceso.

Esta cobertura es de gran importancia a futuro porque, cuando somos víctimas de una ocupación ilegal, lo primero que se nos ocurre es iniciar un proceso legal. Evidentemente, esto puede tomar años y resultar, además de engorroso, bastante costoso; en cuyo caso, contar con una cobertura que pueda ayudarte a cubrir estos gastos será un gran beneficio para tu presupuesto.

Daños a la propiedad

Se trata de otra de las coberturas más importantes al contratar un seguro antiokupas, porque contempla todos los daños materiales que los okupas puedan generar en tu vivienda.  Puede cubrir gastos relacionados con desperfectos a ventanas, cristales, tuberías, puntos de acceso o cualquier otra circunstancia.

Una vez recuperada tu propiedad, bien sea por haber contado con los servicios de una empresa Desokupa o por haber iniciado un proceso legal, es evidente que tendrás que recuperar todos los espacios o detalles que los okupas hayan deteriorado. En muchas ocasiones, estas sumas pueden ser realmente elevadas.

Por este motivo, contratar una póliza de seguro antiokupas será una alternativa idónea que te permitirá tener un respaldo económico para poder cubrir este tipo de gastos.

Tipos de seguros antiokupas

En la actualidad y, tal como te contábamos hace algunas líneas, existen diferentes tipos de seguros antiokupas. Existe una opción, que consiste en un seguro tradicional de protección de vivienda, que establece en sus cláusulas la posibilidad de indemnizarte daños a la casa, aún cuando estos hayan sido generados por los okupas.

Sin embargo, existe otro tipo de seguro que te brinda mayores posibilidades, y es propiamente el seguro antiokupas. En este caso, se trata de una póliza complementaria al seguro de hogar, que contempla los daños específicos que se puedan realizar, así como los gastos del proceso de reclamación.

Este último tipo de seguro es mucho más recomendable, porque incluye coberturas específicas y contempla posibilidades que un seguro de hogar tradicional no. Lo mejor es contratar esta póliza como seguro complementario.

¿Por qué debo contratar este tipo de seguros?

Las razones por las que debes contratar este tipo de seguro radican en que, con el mismo, te encontrarás protegido ante las diversas circunstancias que puedan suscitarse al ser víctima de los okupas. En la actualidad, nadie se encuentra exento de que ocupen su vivienda, y lo mejor es estar protegido por si eso llegara a suceder.

De manera que, al contratar un seguro antiokupas, tendrás la garantía de contar con un respaldo económico para cubrir los gastos que surjan. Si no cuentas con él, cuando esta situación llegara a presentarse, tendrías que asumir todos los gastos de tu presupuesto personal, y podrías terminar teniendo graves problemas económicos.

Es por ello que, aún cuando habites constantemente tu vivienda o confíes en tus inquilinos, te recomendamos que adquieras una póliza que te permita contar con un respaldo monetario, en caso de necesitarlo.