Desokupa
Puertas anti okupas: ¿son efectivas?

Las puertas anti okupas funcionan como un mecanismo de seguridad para evitar que ocupen tu vivienda. Sin embargo, poseen características distintas a las puertas acorazadas, aunque también garantizan la máxima seguridad para tu vivienda.

Las puertas anti okupas son puertas compuestas por una placa de metal con una cerradura de alta seguridad, diseñadas específicamente para reforzar la seguridad de las casas deshabitadas o naves industriales.

Poseen un acabado cuyo objetivo es aumentar la protección contra la oxidación de la base de acero. Es decir, estas puertas no son estéticas, sino más bien su fin es brindar seguridad para que los okupas no ingresen a la vivienda.

En este artículo conocerás todos los detalles de las puertas anti okupas y sabrás realmente si son efectivas o no. Encontrarás los principales tipos y podrás saber cuánto cuestan.

¿Cómo es el funcionamiento de las puertas anti okupas?

Antes la única solución para evitar la presencia de okupas era la de tapiar la puerta, aunque debido a esto, los propietarios no podían acceder fácilmente a sus viviendas. Otra alternativa que se aplica hoy en día es la de reforzar la entrada colocando puertas acorazadas o blindadas y reforzar su cerrajería. Sin embargo, la opción más recomendada hoy en día es la de poner una puerta anti okupas.

Las puertas anti okupas están especialmente diseñadas para proteger los locales o domicilios deshabitados. Esto se debe a que estas puertas son bastante incómodas para realizar la vida cotidiana, aunque sí son necesarias para proteger a la vivienda.

Las puertas anti okupas se colocan sobre el marco de la puerta de entrada que se desea proteger, puesto que, en realidad, la puerta anti okupa es una segunda puerta. Además, son creadas para que su función no sea la de disuadir robos, sino la de evitar ocupaciones.

Además, como un condimento extra, muchos dueños de viviendas conectan un detector de movimiento y sonido que mandará una alarma en el caso de que algún okupa trate de manipular la puerta de su casa. Además, se aconseja no desconectar el timbre de la puerta o la electricidad de la casa cuando se abandone el domicilio.

Tipos de puertas antiokupas

Las puertas anti okupas poseen diversos diseños y estilos, como así también, diferentes niveles de seguridad. Generalmente este tipo de puertas son antibalas y pueden llevar cerraduras antiganzúa y antibumping.

Es importante que investigues bien antes de determinar el tipo de puerta anti okupas que se adapta mejor a tus necesidades. A continuación, encontrarás los principales tipos de puertas anti okupas que se encuentran en el mercado:

Puertas anti okupas reforzadas con acero

Estas son el tipo más común de puertas anti okupas, puesto que ofrecen un gran nivel de seguridad a un precio muy accesible. Las puertas de acero generalmente poseen sistemas de cierre de 3 o 5 puntos y están equipadas con características adicionales como marcos de acero, cerraderos y burletes especiales para brindar protección adicional contra intentos de robo.

Puertas anti okupas de material compuesto

Esta es otra opción común. Están fabricadas con materiales de alta calidad como fibra de vidrio o fibra de carbono. La ventaja de este tipo de puertas es que son muy duraderas y resistentes a los daños físicos, lo que las convierte en una alternativa ideal para quienes buscan una capa adicional de seguridad.

Además, muchas puertas compuestas poseen características de seguridad adicionales, como marcos reforzados, cerrojos dobles y protectores adicionales.

¿Cuánto cuesta una puerta anti okupa?

Muchas personas desean conocer cuál es el precio de una puerta anti okupa para saber si realmente vale la pena colocarla en sus respectivas viviendas, o mejor, directamente dejarse asesorar por una empresa desocupa, pero lo cierto es que el valor de esta depende de diferentes parámetros, dado que no todas las puertas anti okupas son iguales.

Estas son las características que debes tener en cuenta para calcular cuánto cuesta una puerta anti okupa:

  • Nivel de seguridad de la puerta anti okupas
  • Adaptación de la puerta anti okupas
  • Tipo de puerta anti okupas
  • La empresa de seguridad que provee la puerta
  • Grosor de la puerta
  • Servicio de colocación de la puerta anti okupas

Si bien puedes calcular todos estos factores para saber cuánto cuesta una puerta anti okupas, el precio de la misma ronda los 500 y 600 euros sin contar la instalación.